Atrás

Krynica-Zdrój, construcciones de madera

Krynica-Zdrój, construcciones de madera

Llamada la perla de los balnearios polacos y ubicada en la parte este de los Beskides de Sącz en el valle del torrente Kryniczanka. En el irrepetible ambiente de uno de los balnearios polacos más famosos influye, además de la localización, sus muy encantadoras edificaciones de madera y las aguas termales. El local tesoro de la naturaleza lo constituyen las 23 tomas de agua mineral incluyendo la más popular de ellas ¨Kryniczanka¨ accesibles en los manantiales de estilo de las aguas termales. El desarrollo del balnerio sucedió después del 1856 y tenía que ver con la actividad Józef Dietl, el profesor de la Universidad Jaguellónica llamado el padre de la balneología polaca. Por entonces se construyeron tales objetos como los Antiguos Baños Minerales, los Antiguos Baños de Fangos, la Casa Balenaria y el muy bello Manantial Principal de madera junto con su paseo. La fundación de las casas de madera más bellas de Krynica, con su rica cinceladura y elevadas en la segunda mitad del s. XIX, se vincula con la afluencia de gran cantidad de bañistas. Las espléndidas villas que recuerdan la arquitectura de los balnearios de los Alpes, solían tener unos extensos pórticos delanteros apoyados en los postes y uno o dos niveles de balcones. Las fachadas se diversificaba con salidizos, torecillas y galerías. Bastantes casas interesantes se conservaron cerca de las ramblas de Dietl, entre otros, la Rosa Blanca (después del 1855), el Águila Blanca (a eso del 1857 del proyecto de Bronisław Babel), Kosynier (1880), Romanówka (a eso d la mitad del s. XIX), la Corona Húngara (a eso del 1880), Vístula (2ª mitad del s. XIX), Witoldówka (1888). En la bella villa Romanówka está el Museo de Nikifor en el cual se pueden admirar los cuadros del genial pintor primitivista, Epifaniusz Drowniak (1895-1968) conocido como Nikifor Krynicki. En el Parque Słotwiński se puede ver también el establecimiento termal más antiguo del  balneario, el manantial de aguas termales de madera de Słotwinka. Krynica es una ciudad extraordinaria, además del excelente microclima, las aguas minerales, la bella construcción de madera, es aquí también dónde se organizan los inolvidables eventos culturales tales como: el Festival Anual de Jan Kiepura para el cual cada agosto vienen visitantes de todo el mundo. La localidad constituye también una base ideal para organizar los paseos veraniegos por las rutas de la Cordillera de Jaworzyna Krynicka, y en invierno para los esquiadores. Aquí está el funicular de góndola más largo de Polonia para subir Jaworzyna Krynicka que tiene numerosas rutas de descenso en Krynica y los alreddores.  

Lo que vale la pena ver en los alrededores!
Las iglesias ortodoxas de madera que se encuentran en la  Ruta de la Arquitectura de Madera en Tylicz y Muszynka .
Muszyna
, localidad balnearia con la encantadora edificación pueblerina de madera que se encuentra en la Ruta de la Arquitectura de Madera, con los fragmentos de las murallas del castillo medieval que constituye un excelente punto panorámico.



Reproducir Reproducir