Atrás

Beata Aniela Salawa

Beata Aniela Salawa

Una sirvienta muy trabajadora (1881–1922) proveniente de una familia de Siepraw, pobre y numerosa. Siendo profundamente religiosa, presentó sus votos de castidad y recibía a diario la Santa Comunión. Desde el 1913 perteneció a la Tercera Orden de San Francisco. Durante la Primera Guerra Mundial cuidaba de los heridos y prisioneros. Murió en la pobreza después de una larga enfermedad. Fue beatificada por Juan Pablo II en 1991. Su tumba se encuentra en la iglesia de los Franciscanos, en Cracovia, y su santuario en Siepraw, su pueblo de origen.
Reproducir Reproducir